Viajes a Rusia


1. Cómo entrar a Rusia en coche

2. Las mejores imagines de Kamchatka

- Que es Kamchatka?

- Lugares de interés en Kamchatka

3. Las 5 mejores vistas de Isla Vasilievsky en San Petersburgo

4. Las 5 esfinges de San Petersburgo

- El malecón de las Esfinges

- Las Esfinges del Palacio Stróganov

- Las Esfinges del puente Egipcio

- Shi y Tsa en el malecón Petrovsky

- Memorial a las víctimas de la represión en el malecón de Robespierre

5. Las 5 catedrales más antiguas de Moscú

- Anunciación de la Santísima Madre de Dios

- Catedral de la Natividad de la Madre de Dios

- Catedral del Salvador del monasterio de Andronikov

- Catedral de la Dormición

- Iglesia de la Deposición del Manto de la Virgen

Cómo entrar a Rusia en coche

 REGLAS DE TRÁFICO EN RUSIA

1. Se recomienda el uso del cinturón de seguridad para todos los pasajeros.
2. Obligatorio el uso de luces (también de día) durante algunos meses del año.
3. Las limitaciones de velocidad son: 110 km/h en autopistas, 90 km/h en el resto de carreteras y 60 km/h en zonas urbanas.
4. Limite de alcoholemia es cero. Si la policía detecta alcohol en sangre, el conductor será retenido en comisaría hasta el día siguiente y le será confiscada temporalmente la licencia de conducir.
5. La policía suele tiene derecho a exigir el pago de las multas en el momento de la sanción. 

 

CONDUCIR EN RUSIA: DOCUMENTOS NECESARIOS

1. En general, será necesaria la licencia internacional de conducir.

2. Durante el viaje se debe llevar siempre consigo el pasaporte, el visado y los documentos del coche.

3. Si viajas con coche propio comprueba además, tienes el seguro a terceros (obligatorio para turistas), y que dicho seguro posee la carta verde internacional (en el listado de países debe estar Rusia).

Rusia es el país más grande el mundo, con unas   fronteras de más de 20.000 kilómetros con más de 16 países. Existen varias maneras de entrar el territorio ruso, siendo el avión una de las más comunes. No obstante, cada vez más europeos y españoles deciden acceder al país por vía terrestre conduciendo su propio coche. Es en estos casos cuando el visitante debe tener en cuenta qué requisitos cumplir para poder entrar en Rusia sin encontrarse con problemas.

El primer documento necesario para acceder a Rusia es, tanto en automóvil como con otros métodos de transporte, es el visado, algo que el turista deberá tratar desde su lugar de origen   y que obtendrá previa presentación de una invitación al país por parte del hotel donde se hospedará o la persona que le albergará. Otros documentos a presentar son una foto carnet, un pasaporte con validez de más de 6 meses, y un seguro médico de una compañía que opere en la Federación Rusa. En este paso, es importante ofrecer información del coche que vayamos a utilizar, algo que quedará reflejado en la invitación que obtengamos.

Una vez con el visado personal en regla podemos dirigirnos en coche hasta cualquiera de las fronteras con Rusia. Una vez allí, hay algunos documentos del vehículo que son necesarios para poder entrar en territorio de la Federación Rusa. El primero de todos es el permiso de circulación del país de origen así como un permiso internacional de circulación. Para obtener el segundo en España, basta con dirigirse a cualquier Jefatura Provincial y Local de Tráfico y presentar el permiso de conducir original así cómo una foto carnet. El precio para este documento es de 9,80€.

A parte de los dos permisos de circulación –el nacional y el internacional–, necesitaremos también los papeles del coche, que certifican que somos propietarios del mismo. También será necesario un seguro de terceros con validez en Rusia. Este documento se puede obtener bien en cualquiera de las gasolineras próximas a la frontera, o en las oficinas de la aseguradora rusa afiliada a la utilizada en el país de residencia. El precio estándar de estos documentos es de 31€ para coches y 62€ para caravanas y auto caravanas.

Asimismo, es obligatorio que el coche cuente con un extintor de incendios y un kit de primeros auxilios.

Una vez entres en territorio ruso, recibirás un permiso temporal por parte de la policía de fronteras que te autorizará a utilizar el coche dentro de Rusia. Este permiso tiene que ser renovado para estancias superiores a los 10 días. La renovación puede ser para periodos de 3, 6 e incluso 1 año.

En lo que refiera a qué ruta utilizar para acceder a la Rusia occidental, existen dos opciones muy diferenciadas: una sigue la ruta que conecta Minsk, en Bielorrusia, y Moscú. Esta ruta suele estar mucho más congestionada puesto que es utilizada por camiones y vehículos de importación. Es por ello que se suele recomendar transitar por la ruta que procede de Riga, en Letonia. Esta ruta tiene la ventaja, además, que evita los trámites de visado en Bielorrusia puesto que procede directamente de un país de la Unión Europea. De esta ruta se puede acceder con bastante rapidez a San Petersburgo.

Una vez dentro del territorio de la Federación Rusa, las normas de tránsito son las estándares en todos los países occidentales. El estado de las carreteras, en cambio, suele ser mucho peor y en meses de frío el hielo y la nieve pueden hacer incómodo acto de presencia, por lo es necesario extremar las medidas de seguridad. Asimismo, durante el trayecto se puede tener contactos poco amigables con miembros de la policía rusa de tránsito. Si los agentes de la ley ven algo punible pueden optar por multar al infractor o aceptar una pequeña propina para dejarlo pasar. Por último, cabe señalar que la tasa de alcoholemia permitida al volante en Rusia es cero, por lo que cuando se vaya a conducir está totalmente prohibido probar una sola gota de alcohol.

CONDUCIR EN RUSIA: CONSEJOS PARA QUIENES VIAJAN EN COCHE

Casi nadie recomienda el recorrer en coche Rusia. Pero si alguien se decide, no debe perder de vista el tema de la seguridad. Se debe uno informar bien sobre la región que se va a visitar y tomar algunas precauciones:

1. Peligrosidad de la zona: algunas repúblicas de Rusia no son recomendables por razones de criminalidad e incluso terrorismo. Es fácil ser víctima de violencia, robos y corrupción policial.

2. Rusia tiene una red de carreteras amplia pero en un estado bastante malo. La señalización es escasa, hay agujeros en la calzada, trazados peligrosos, etc. Además, los conductores rusos tienen sus hábitos de conducción particulares y, a menudo, son imprevisibles y bastante agresivos.

3. La conducción en invierno, y en especial en la zona asiática, requiere experiencia. Es recomendable utilizar todo-terrenos, tener conocimientos de mecánica, de navegación y también conocimientos del idioma (los rusos raramente hablan inglés).

4. No es aconsejable entrar en Rusia con coche con matrícula extranjera (mejor alquilar un coche con matrícula local). En cualquier caso, para evitar robos, se recomienda dejar el coche siempre en aparcamientos vigilados.

 

Las mejores imagines de Kamchatka

                Kamchatka, rusia                 Kamchatka en invierno.

Que es Kamchatka?

La península de Kamchatka es diferente. Las mejores imagenes de Kamchatka podrían sorprender a cualquier extranjero que está de turismo en Rusia. Kamchatka no forma parte del mapa de Rusia; es su colonia. Tan solo han pasado 300 años desde que se construyó aquí el primer presidio y el territorio sigue indómito.

Casi tan extensa como Francia, cuenta con solo 3 ciudades: Yelizovo, con el principal aeropuerto de la península; Viliuchinsk, base de submarinos atómicos y Petropávlovck-Kamchatsky, la capital de la península Kamchatka y lo único que los habitantes consideran una verdadera ciudad.

El clima severo, el oso, terremotos, volcanes… esta tierra ha sido literalmente conquistada a la naturaleza rusa. La misma Petropávloks-Kamchatsky recuerda a un campo de concentración: de un lado la gélida bahía de Avacha; del otro, los impenetrables montes de abedules enanos, qué nada tienen que ver con los idílicos árboles que cubren gran parte de Rusia.

La semilla de Petropávlovsk la sembró el explorador de la armada rusa Vitus Bering, que dio su nombre al estrecho de Bering y el de sus barcos “Pedro” y “Pablo” al campamento que fundó en la bahía en 1740. Y es que hasta mediados del siglo XVII los indígenas de Kamchatka (koryaks, chukchis, evens, alutors y kereks) no habían visto al hombre blanco.

    Kamchatka        Casas en Kamchatka        Pesca en Kamchatka

 

La gente aquí es sencilla, bondadosa y profesa una cortesía olvidada. Viven como un barco perdido en el espacio y en el tiempo. Sus pasajeros son desterrados de la historia, de la URSS. Durante los años 60 y 70 aquí vinieron aventureros, buscadores de fortuna, mochileros, disidentes de la “construcción del socialismo”, bohemios de guitarra al hombro en busca de lugares que no aparecen en los mapas… la mayoría vinieron para una temporada, pero después del estallido de los 90 ¿a dónde ir? La gente se quedó, a pesar de que el aislamiento durante esta década fue más real que nunca. Esto permitió un renacimiento cultural meramente autóctono centrado en la canción de autor, la fotografía y la etnografía. Fruto de esta situación surge la pureza de la lengua rusa que aquí se habla, carece de los acentos de otras repúblicas y de los vicios impuestos por las modas.

Andan escasos de sol en Kamchatka, pero sobra de todo lo demás: el inmenso océano pacífico, montañas y volcanes, fiordos y taiga. De diciembre a mayo se puede practicar esquí alpino y el verano se organizan excursiones, alpinismo y barranquismo. Hay aguas termales donde se toman baños todo el año. La reserva natural de Kronotsky   supone un ecosistema único e irrepetible en Euroasia, conocido como tierra de Hielo y Fuego.

Pero pocos turistas en Rusia pueden permitirse venir a Kamchatka. No hay tren ni carretera ni barcos de pasajeros, por lo que el medio más común es el helicóptero. Un viaje aKamchatka requiere una planificación meticulosa, como en la guerra, y un buen resultado no puede comparase sino con la victoria.

Lugares de interés en Kamchatka

   Kamchatka         Esqui en Kamchatka         Osos de Kamchatka

 

Los volcanes de Kamchatka son Patrimonio de la Humanidad desde 1996. Tres de3 ellos dominan el paisaje de Petropávlovsk-Kamchatsky, situados a tan solo 35 km de la ciudad; no hay ningún artista local que no los haya dibujado alguna vez. El Koryatsky, con 3456 metro es el más alto, seguido del Avachinsky, que de alguna manera lo abraza. Ambos presentan actividad, aunque la última erupción significativa data de 1957.

Esso es una localidad conocida como la Suiza de Kamchatka, sus fuentes termales la han convertido en destino turístico y también   principal productor de verduras, que se cultivan todo el año en invernaderos al calor de las fuentes.

El Valle de los Géiseres contaba con una veintena de geiseres activos hasta el 3 de junio de 2007, cuando un cataclismo cambió su orografía. Kamchatka es una geología muy joven.

Las 5 mejores vistas de Isla Vasilievsky en San Petersburgo

                                              

 

Cada barrio de la ciudad rusa San Petersburgo es considerado único e irrepetible por sus habitantes, laisla de Vasilievsky   (también conocida en español como isla de Vasileostrovsky) no es una excepción.   Un lugar de interés en San Petersburgo, su barrio más grande,   situado en la isla más grande del Neva, parada obligatoria en los viajes a Rusia.

La naturaleza ha jugado un papel decisivo en el destino de Isla Vasilievsky de San Petersburgo. Precisamente aquí Pedro el grande ordenó construir la futura capital, pero las zonas bajas se inundaban constantemente. De hecho la última gran inundación tuvo lugar en 1954, cuando los afectados tuvieron que esperar a las barcas de salvamento en las altas vallas del parque Rumyantsev.

                                             

 

Aquí siempre hace más frío,   el viento bate constantemente las rectas y anchas avenidas, del cual es más y más difícil refugiarse conforme nos aproximamos al mar. Esto se hace patente en el puerto de pasajeros y los hoteles Pribaltiskaya y Lenexpo.

Desde el malecón del Neva hasta el puente   de la Anunciación se alza lo más representativo de la antigua capital. El puente, abierto en 1850, fue la primera ruta de contacto permanente con el resto de San Petersburgo. Hacia poniente se abre la bahía con sus barcos, el monumento a Krusenstern, el astillero del almirantazgo… y una idílico paisaje marino con la isla de los Decabristas de fondo.

                                                

 

Otros rincones de la islaVasilievsky de San Petersburgo están dominados por los sencillos bloques de pisos del siglo pasado, pero incluso aquí llega el turismo, llamado por el legado del constructivismo soviético, representado por la chimenea de la fábrica “Clavero Rojo” y precisamente aquí llama la atención la limpieza imperante, debido al foro económico que se celebra anualmente en el hotel Lenexpo.

Según los habitantes del San Petersburgo de tierra adentro, dos son las razones que invitan a visitar la isla: el cementerio de Smolensk con la capilla de Ksenia Blazhennaya y el pabellón Lenexpo, donde se organizan festivales y ferias en San Petersburgo. Sin contar, claro está, el casco histórico, por donde es muy agradable disfrutar de los días cálidos paseando.

                                                 

 

Quizá por esto último el poeta Joseph Brodsky, laureado en 1987 con el Novel de literatura, quería venir a morir a Vasileostrovsky, aunque acabó muriendo en Nueva York. Su estatua en la entrada de la facultad de literatura inmortaliza su deseo.

El nombre de la isla está relacionado con el ingeniero constructor   Vasily Korchmin, máximo exponente de la artillería de Pedro el Grande. Korchmin también tienen su monumento en la isla.

Otras curiosidades a tener en cuenta al visitar Vasilievsky: el complejo bursátil, edifico y plaza con las columnas rostrales; el museo de antigüedades, la academia de las ciencias de San Petersburgo, el instituto de minas, la academia de artes plásticas y frente a ella, las esfinges traídas de Egipto que guardan la escalinata al Neva.

                                                 

 

Para los que se animen a visitarlo, varios puentes unen Vasilievsky con San Petersburgo, a tan solo 10 minutos en autobús o en metro. Eso sí, todos los puentes son levadizos y los horarios de paso de barcos cambian cada año, conviene mirarlos antes de ir. También se puede ir en metro, la isla cuenta con dos estaciones.

Las 5 esfinges de San Petersburgo

                     

El origen de las esfinges de San Petersburgo se pierde en la noche de los tiempos. S匇bolo de fuerza, sabidur僘 y guardianes del averno, separan el mundo de los vivos del de los muertos, la luz de la oscuridad, ideal para una ciudad de noches blancas. Y es que a pesar de evocar los mundos antiguos de Egipto o Grecia,   las estatuas que guardan la escalinata del Neva son una composición típica de San Petersburgo.

El malecón de las Esfinges

Decir “esfinges” en San Petersburgo inequívocamente evoca a las estatuas egipcias que están al lado del puente de la Anunciación. Son las esfinges más antiguas, auténticas y   hermosas de San Petersburgo. Se integran perfectamente en el conjunto arquitectónico, a nadie sorprende que este icono de la capital septentrional rusa lleve la cara de Amenofis III, fallecido 3500 años atrás.

Las esfinges guardaban el templo de Tebas. Las enterró el tiempo y la arena hasta que las desenterraron en el siglo XIX y las llevaron a Alejandría, donde las compró para el tesoro ruso Andrei Moraviov, diplomático y escritor que estaba de peregrinación por Tierra Santa.

Las esfinges estuvieron viajando un año en el buque rusos “Buena Esperanza”. Una vez en San Petersburgo estuvieron dos años más en el jardín de la Academia Imperial de las Artes y por fin en 1832 las pusieron donde ahora las vemos, hace casi 200 años. Poco tiempo para unas obras de los tiempos de Moisés.

Los daños sufridos por las esfinges durante su transporte alimentan su leyenda negra: se dice que con la mirada las esfinges pueden volver loca a la gente. Así se excusó un joven comunista de la brigada de albañiles de Leningrado ante la NKVD, alegando que la enajenación mental transitoria sufrida y descargada verbalmente sobre el camarada Stalin era producto de la malévola influencia de los ídolos egipcios. Leyendas urbanas aparte, se dice que los ahogados en el Neva aparecen siempre al pie de las esfinges.

Las Esfinges del Palacio Stróganov

                       

Dos sencillas y arcaicas esfinges de San Petersburgo guardan la puerta de desfiles de este gran palacio. Son las primeras que aparecieron en San Petersburgo y son obra de un escultor   ruso desconocido, que parece ser lanzó la moda de tener vírgenes-leones en el jardín.

En 1796 las esfinges fueron instaladas en el embarcadero del palacio. Nada queda ahora de ese embarcadero, y las esfinges fueron trasladadas a principios del siglo XX la puerta de desfiles del palacio.

Las Esfinges del puente Egipcio

 

 
                                 

 

Cuatro esfinges de estilo griego: realismo en el cuerpo e hieratismo en el rostro. Este sencillo puente es la reconstrucción de uno más grande que se derrumbó en el invierno de 1905. Para el nuevo puente solo se recuperaron 4 esfinges, el resto están en el malecón del Pequeño Neva, visiblemente dañadas por el derrumbamiento del puente original y del paso del tiempo.

Shi y Tsa en el malecón Petrovsky

                         

En 1907 llegaron de china los leones Shi y Tsa al remodelado malecón Petrovsky. Son un regalo de la ciudad china de Tilín al gobernador Grodekov, quien los envió a San Petersburgo. Los leones, siguiendo la tradición china, representan a un macho y una hembra. Ella protege a su cría, él un globo, símbolo budista de la sabiduría.

Memorial a las víctimas de la represión en el malecón de Robespierre

                          

Hechas en bronce y sobre un pedestal de granito, son las esfinges más jóvenes de San Petersburgo, aunque su aspecto asusta a los niños. Son obra de Mijail Shemiakin, forman parte de un memorial a las víctimas de la represión política que data de 1995 muy rico en detalles, nombres y versos.

Las 5 catedrales más antiguas de Moscú

Hacia finales del siglo XV no habia en Moscu casas de piedra, pero si bastantes catedrales. Sin embargo solo se conservan total o parcialmente unas pocas, se pueden contar con los dedos de la mano.

Anunciación de la Santísima Madre de Dios

        

vecharon materiales de otro templo de tiempos de Dmitri Donskov, y sus criptas son un tesoro arquitectico que alberga el museo arqueologico del Kremlin.

Esta estructura abovedada en sillares irregulares de piedra blanca toscamente trabajada tiene probablemente el aspecto que tenían los muros del primer Kremlin.

El templo fue reconstruido en el año1401, del original nos queda la parte baja de   los ábsides y algunos relieves y frescos recientemente descubiertos por los restauradores.

Las criptas también son famosas por unos bocetos dibujados en sus muros y atribuidos a constructores italianos.

Catedral de la Natividad de la Madre de Dios

                                             

Este magnífico templo se consagró en 1393 por orden de la princesa Evdokya Moskovkaya, viuda de Dimitri Donskovo. Se supone que fue dedicado a la   victoria de Kulikoskaya sobre los invasores tártaros.

En el año 1514 el maestro italiano Aleviz desmontó la parte superior del templo para construir una nueva catedral de ladrillos. Los cimientos de piedra blanca de la antigua construcción pasaron a llamarse iglesia de San Lázaro.

Se conserva mucho de la antigua construcción, como la distribución del espacio en torno a 4 columnas y la portada con forma de quilla de la fachada oriental.

Esta iglesia, la más antigua de Moscú, no es accesible al público ya que en ella se sigue trabajando e investigando. Solo se puede ver una de sus cúpulas desde la armería del Kremlin.

Catedral del Salvador del monasterio de Andronikov

                                         

Fuera del Kremlin es la iglesia más antigua de Moscú. Debido a la singularidad de sus soluciones constructivas, está considerada la culminación de la arquitectura del Moscú antiguo.

Las crónicas no mencionan la fecha exacta de construcción de esta particular catedral, estimada en el primer cuarto del siglo XV. La catedral has sufrido muchas modificaciones y su aspecto actual corresponde a la última restauración, de los años 1959-61.

En las repisas inclinadas de las ventanas se han hallado dibujos ornamentales, todo lo que ha quedado de la decoración interior de Rublev.

Catedral de la Dormición

                           

Construida por el conocido arquitecto italiano Aristóteles Fioravanti entre los años 1475-79, fue la primera piedra del proyecto encaminado a convertir a Moscú en capital de “todas la Rusia” y en la Tercera Roma.

Aristóteles supo convertir el conservador proyecto del zar Iván III en una maravilla de la arquitectura de Moscú . Amplia, luminosa; durante siglos la principal iglesia del Kremlin, donde se coronaban los zares.

Delgadísimas bóvedas, uso conjunto de piedra y el ladrillo e innovaciones decorativas han llegado sin cambios hasta nuestros días.

Iglesia de la Deposición del Manto de la Virgen

 

Esta pequeña iglesia con añadidos de fina piedra blanca y decoraciones de terracota fue construida como iglesia particular de los obispos entre los años 1484-85.

Se sabe que el maestro constructor vino de Pskov, aunque la singular elegancia de la decoración sugiere la participación de otros maestros, italianos o moscovitas.

Basado en el artículo (fotos extraídas del mismo) de la página web strana.ru "Todos viajes en Rusia"