Costumbres Rusas


Sonrisas y la manera de ser.

La gente rusa sonríe solamente cuando ve o saluda a una persona conocida, o está coqueteando, o realmente le divierte algo o está muy alegre. Los rusos no sonríen por la cortesía o a la gente desconocida, y no hay que tomárselo mal, no significa que están enfadados, simplemente es la costumbre social. Algunos rusos pueden parecer demasiado reservados, cautelosos o fríos con desconocidos (también son así entre ellos mismos, no es solo con extranjeros). Pero cuando se conocen mejor, pueden ser extremadamente abiertos, amistosos y generosos con sus nuevos amigos.

Visitar una casa.

Si Ud. está invitado a una casa rusa, es normal y es de "buena educación" llevar algún regalo. Lo más común y normal es un ramo de flores para la dueña, por ejemplo, para primera visita de un invitado. Para cualquier otra ocasión, se puede llevar una tarta (tort en ruso), una caja de bombones de chocolate, pasteles, otras cosas dulces (en cualquier tienda las hay muchísimas para elegir), una botella de buen vino o licor, o una caja bonita de algún té especial. La bebida o los dulces que lleva serán consumidos entre todos en la misma comida y su atención será muy apreciada.

Pantuflas (zapatillas) rusas.

Entrando en una casa o un apartamento en Rusia, la gente quita los zapatos y se pone unas pantuflas (zapatillas) para estar por casa. No se sorpenda que al entrar, no le dejarán pasar adelante sin quitar los zapatos y poner las pantuflas (zapatillas), que le prestarán los dueños. Si no quiere usar las pantuflas de la casa, lleve un par de ellas consigo. El cambio del calzado se hace para no ensuciar el suelo de la casa con la suciedad de la calle, ya que por el clima esta no es tan limpia como en los países de climas cálidos, por ejemplo durante el invierno hay nieve mezlada con polvo y barro. 

Regalos.

Si tiene amigos rusos, es muy importante felicitarles en las fiestas, hacer pequeños regalos: flores y cajas de bombones de chocolate a las mujeres, dulces a los niños.

Hacer regalos es una tradición fuerte a la cual se da mucha importancia, como entre la familia, tanto en el trabajo, entre amigos y conocidos, y sobre todo en relaciones de pareja.

Sus amigos rusos probablemente le harán algunos (o muchos) regalos, que hay que aceptar para no ofender.

                        Regalar flores                 Costumbre ruso regalar pequeños regalos.

Flores.

Regalando flores en Rusia o a los rusos, siempre debe ser el número impar de ellos (1, 3, 5, etc.) porque se considera que los números pares se regalan solo para un funeral o los muertos. Los rusos pueden entender que Ud. no conoce esta tradición, pero mejor evitarlo porque puede dar mala impresión a la gente más supersticiosa.

La tradición de regalar flores es muy fuerte, y por ejemplo, venir a una cita romántica con una mujer con creencias tradicionales, sin entregarle flores, puede ser entendido por ella como una falta de atención, respeto o incluso una ofensa. Las flores se venden en muchos sitios, al lado de cualquier estación de metro hay paradas de flores. También se regalan flores para un cumpleaños, y los niños los regalan a los maestros el día de 1 de Septiembre, cuando empiezan las clases en los colegios o escuelas.

Tomar el té 

Tomar el té es una de las costumbres rusas más comunes. A un invitado en una casa rusa casi siempre le invitarán a comer, o por lo menos compartir un té o café (siempre acompañado de gran cantidad de bocadillos, dulces, tartas, pasteles, pastas y bombones). El té es la bebida más popular rusa (muchísimo más popular que el vodka) y prácticamente todos los rusos lo toman muchas veces al día: en casa, en el trabajo, después de cada comida (en este caso se acompaña con un postre o dulces), viajando en tren, etc. 

Tomar el té del platillo.Tal vez sólo los ingleses puedan competir con los rusos en el amor de té negro. Pero allí existe casi un arte de tomar té, y los rusos lo toman frecuentemente, muchas veces al día, con todo lo que tienen en casa - bocadillos, bombones, tortas, miel... Y a menudo lo toman en un platillo. Sí, sí, quizá no sea tan bonito o inteligente, pero - ¡tratad! - es mucho más sabroso, y además en el platillo de té ya no está demasiado caliente.

Beber vodka.

Al beber vodka, los rusos no rompen las copas, como piensan a veces los extranjeros después de ver algunas películas americanas. La manera rusa de beber vodka es:

 - El vodka nunca se mezcla con otras bebidas.

 - No se pone hielo, la botella se enfría entera.

 - El vodka no se bebe antes o después de comer, sino se acompaña con "zakuski" - entremeses o con la comida.

 - Se pronuncian muchos brindis (en ruso - "tost"), el más famoso es "Na zdoróvie" (¡Salud!).

Por cierto, por la estadística, el 30% de los rusos afirman nunca tomar bebidas alcohólicas.

Estar sobre la estufa.

No se puede encontrar un lugar mejor para el descanso que la estufa caliente. Una persona occidental mimada por el clima suave nunca comprenderá totalmente cómo es esto - entrar desde el frío en la casa calentada, donde se siente el calor vivo por todas partes. Es un sentimiento magnífico - estar en la estufa caliente, descongelándose poco a poco. Claro que se convirtió en uno se las costumbres más antiguas rusas. Sí que la gente rusa está acostumbrada al frío, pero a los rusos también les gusta calor. ¿Puede ser, esto es la causa por la cual a los rusos les consideren un poco perezosos? Es una lástima que con la modernización ya no podemos disfrutar de esta tradición.

                              Estufa rusa                         Tomar te en Rusia  

Los rusos y el frio.

Cuando hace frío, los rusos tienen frío como cualquier persona y más, porque desde la infancia están acostumbrados de abrigarse y taparse mucho en cuanto la temperatura baje, para no pasar nada de frío y no constiparse. Si una mujer rusa no abriga bien a su niño, los paseantes en la calle pueden decirlo directamente. Cuando hace + 8-10ºC, casi todos los rusos ya utilizan guantes, bufandas, gorras, leotardos o medias de lana debajo de los pantalones, botas de invierno, etc.

Cuando hace + 5º, la gente ya saca los abrigos de piel y toda la ropa y calzado de invierno. Lo que no pasa en otros países más cálidos. En las casas rusas normalmente en invierno hace mucha calor debido a la calefación central muy fuerte y obligatoria que se enciende por autoridades en otoño y se apaga en primavera. La gente está acostumbrada de estar en casa en pantalón corto y camiseta, no están nada acostumbados y sufren mucho del frio en casa (lo que sucede en los países donde no hay calefacción central). O sea, en la calle puede hacer 20º bajo 0 y en casa +20-25º. 

Tomar un baño de vapor.

¡Eso es! Lo que les gusta más a los rusos es tomar un baño de vapor, con los amigos, buena atmósfera y algo de comer y tomar. Es más que una tradición, se necesita un sentido del humor agudo y una compañía muy buena. ¡Y después del baño caliente, ir a nadar en agua fría! O sea - bañarse en la nieve...

Como se saludan los rusos. 

Los rusos no se besan: Los rusos (que no son familia o amigos que no se han visto muchos años y están muy emocionados) normalmente no se besan ni una vez al saludarse. Ni hombres ni mujeres.Los hombres se saludan con un apretón de la mano, las mujeres solamente al inclinar la cabeza y decir "Priviet" (¡Hola"). La gente del sur del país puede ser más expresiva. 

Aplazar para "después".

Primero hacemos los planes, y luego aplazamos todos los asuntos importantes «para después». No sabemos por qué causa pasa esto - por la causa de pereza o por algo más grave, pero de todos modos eso es el carácter ruso.

Buscar un culpable.

Muy a menudo los rusos están ocupados por la búsqueda de la verdad, la ganga y alguien culpable. Pero cada uno tiene su propia verdad y su propias razones, así que es mejor buscar a alguien culpable - y los rusos siempre lo encuentran. Pueda ser el gobierno o el tío Vasya, pero lo más importante es que aunque acusan a los otros, buscan la causa en sí mismos. Y eso les ayuda a sobrevivir.

                          Baño de vapor ruso.                          Baños de vapor rusos.

Fiarse "del azar".

Este rasgo del carácter ruso - esperar que "quizá" todo esté bien - es una cosa interesantísima. Aunque el ruso esté en una situación muy complicada, aunque no tenga ninguna solución, siempre existe el mágico "quizá" que le ayudará a encontrar la solución de cualquier problema. Y para los europeos esto es muy raro. Pero los rusos son optimistas, así que... ¡Quizá Dios nos ayude!