El metro de Moscú como nunca lo habías visto.


El metro de Moscú, considerado el más bonito y visitado del mundo, cumple 80 años sin perder atractivo entre los turistas, que lo visitan como si se tratara de un palacio zarista, no en vano sus estaciones son auténticas obras de arte.

         El metro de Moscú.

El metro de Moscú tiene 197 estaciones distribuidas en doce líneas y una longitud de tendido subterráneo de 329,2 kilómetros. Estos datos lo convierten en el tercero más largo del mundo después de Londres y Nueva York. Pero los metros de estos dos paises (de Nueva York o Londres) pueden ser más grandes, pero no resisten la comparación en cuando al valor artístico y arquitectón

         El metro de Moscú

Es conocido también por su decoración, muy variada y rica en muchas de las estaciones, que representa el arte de la época del realismo socialista. 44 de las 197 estaciones son monumentos arquitectónicos y fueron premiadas en numerosos concursos internacionales y han sido catalogadas como patrimonio cultural.

La primera línea se inauguró en 1935 y transcurre entre las estaciones Sokólniki y Park Kultury.

            El metro de Moscú

La línea nº 5, con forma de anillo que se cruza con todas las otras, incluye auténticos museos subterráneos como la citada Kíevskaya, Komsomólskaya y Novoslobódskaya. A cualquier hora del día, los turistas se arremolinan para fotografiar sus salones, que incluyen cristaleras y rosetones policromados, como si se tratara de una catedral gótica.

La megafonía de la línea circular indica a los viajeros el sentido en que viaja el tren utilizando voces masculinas cuando avanzan en el sentido de las agujas del reloj, y voces femeninas cuando va en sentido anti-horario. En las líneas radiales, se utilizan voces masculinas cuando los trenes se acercan al centro de la ciudad, y voces femeninas cuando se alejan.

                   Estacion de metro de Moscú - Kiyevskaya

El fundador de la Unión Soviética es una de las estrellas del metro, que conserva intacta la simbología comunista, desde la hoz y el martillo a las escenas revolucionarias al más puro estilo del realismo socialista.

Aquellos que descienden al subterráneo por primera vez siempre se asombran por su gran profundidad. La razón radica en el inicio de la denominada Guerra Fría: las estaciones estaban ideadas para servir de refugios nucleares en caso de surgir una guerra con Estados Unidos. Pero también existen algunos andenes en la superficie.

El metro de Moscú

Conscientes de su popularidad, las autoridades apenas han retocado las estaciones más antiguas, que conservan sus mármoles, lámparas, frescos, arcos, grabados, barandillas y bancos de madera como si estuviéramos en los años 40 del siglo pasado.

Entre las estaciones que recomienda para los turistas se encuentran Park Pobedi, dedicada a la victoria en la Segunda Guerra Mundial, es la más profunda (está a 84 metros) y una de las más modernas (se inauguró en 2003); Vorobiovi Gori, situada encima del río Moscova, y junto al mayor parque de la ciudad. Hay una que destaca por su majestuosidad, lujo y sus mosaicos espectaculares: Komsomólskaya, que tiene el nombre de las antiguas juventudes comunistas. La parte del techo  expresa intervención de Lenin en la Plaza Roja y la batalla de Borodinó contra el Ejército de Napoleón en 1812. Komsomolskaya es una de las paradas preferidas de los turistas.

  Metro de Moscù. Estacion Komsolomskaya.

Una de las favoritas es Elektrozavódskaya, construida durante la guerra, una estación de pilones al estilo soviético, con retratos de científicos y bajorrelieves de mármol blanco con estatuas de soldados, campesinos y obreros

Los mosaicos, una tradición que los rusos heredaron de Bizancio, son uno de los principales atractivos del metro, en especial en Kíevskaya, que incluye escenas revolucionarias como la fundación de la URSS y otras, impensables ahora, como la amistad entre los pueblos ruso y ucraniano.

De Stalin, quien ordenó su construcción y se refugió en el metro de los bombardeos nazis durante la Segunda Guerra Mundial, apenas hay rastro.

El metro de Moscù.

Es posible hacer muchas clasificaciones sobre las estaciones, pero a Berdasov le gusta dividirlas según su profundidad, ya que cree que es esta característica la que más acaba influyendo en ellas. Las que menos profundidad tienen suelen poseer numerosas columnas, como si fueran un ciempiés, mientras que las más profundas suelen contar con arcos y pilones.

El metro de Moscú

En el metro de Moscu no hay rotulos en letras latinas. Principalmente en las escaleras de salida que te unen con las otras lineas parece la enumeracion de las estaciones un poco compleja. Por esa razon aqui estan todas las estaciones en la forma en que se encuentran escritas. 

ВХОД                  

(Vjod)                   

= Entrada

ВЫХОД

 (Vijod)

= Salida

ПЕРЕХОД

(Pyerejod)

= Transito

Con la partida del tren se escucha un mensaje individual:

"Осторожно, двери закрываються, следующая станция ....."

(astarochna, dveri sakryvayutsa, slyeduchalla stantsia .....)

= Atencion, se cierran las puertas, proxima estacion ...... 

En las estaciones de la periferia y sobre todo en las terminales hay frecuentemente grandes centros comerciales y mercados. De ahi salen autobuses pequenos (Marchrutki) a los lugares mas distantes de la gran urbanizacion Moscu

                   Mapa del Metro de Moscú.